Guía para padres

CIC DIAMANTE /Pacientes

    Guía para padres

    El asesoramiento profesional y la evaluación audiológica y médica, han determinado que su hijo será un buen candidato para recibir un implante coclear. 
    A diferencia de los adultos, que pueden elegir ellos mismos si quieren recibir o no un implante coclear, ésta es una gran responsabilidad para los padres que son quienes deberán tomar la decisión por sus hijos, en medio de un sin fin de dudas e interrogantes.

    Esta guía intenta dar una consideración seria sobre el implante coclear para su hijo.

    Ante la posibilidad de un implante coclear, las razones consideradas por otros padres de niños sordos son:

    Porque sus hijos tienen hipoacusia severa o profunda bilateral y reciben un limitado beneficio de los audífonos. 
    Porque la hipoacusia de sus hijos es postlingual (luego de adquirir el lenguaje) y quieren restablecer la habilidad para hablar. 
    Porque la orientación es más hacia un mundo oyente que hacia un mundo sordo, y ellos quieren que se comuniquen oralmente y funcionen independientemente en la sociedad Porque ellos quieren proveerles a sus hijos todas las oportunidades para alcanzar una fácil y aceptada comunicación dentro de una sociedad predominantemente oyente. 
    Porque es un motivo de seguridad. 
    Ellos quieren que sus hijos escuchen alarmas de incendios, bocinas de autos y a las personas. Porque la hipoacusia de sus hijos es progresiva. 
    Porque ellos no quieren que sus hijos estén privados de disfrutar la belleza del sonido. 
    Algunos padres consideran la posibilidad del implante coclear para sus hijos pequeños, 
    pero con preocupación ante una cirugía y sus potenciales riesgos de complicación.

    Otro tema de preocupación más allá del proceso de toma de decisiones, es el costo del implante. 
    El departamento Psicosocial lo ayudará en aquellos casos en los que las obras sociales o prestadoras de servicios le rechazan la cobertura de los gastos, o que no poseen una cobertura. 
    Hay también gastos adioionales asociados con el Implante Coclear –la cirugía, el seguimiento y la estimulación. El reemplazo de las partes será inevitablemente necesario, especialmente con los niños, pero si bien el costo de mantenimiento no es exorbitante, y ciertamente no debería ser un factor relevante en la decisión de implantar o no al niño, para muchos padres es caro.


    Como se demuestra, los padres se enfrentan a cuestionamientos financieros, emocionales y de logística. 
    Sin embargo, es necesario que se comprometan para asegurar que el niño hará el mejor uso de la tecnología y todo lo que esta tenga para ofrecerle.
    Esas son preocupaciones válidas y desafortunadamente no hay respuestas fáciles. 
    Cada niño y cada padre son diferentes. Los padres deben tomar la decisión y se basarán en su situación particular.

    Algunos factores a tener en cuenta

    El rango de complicaciones asociadas con el procedimiento quirúrgico es extremadamente bajo cuando es realizado por un cirujano con gran experiencia. 
    El riesgo involucrado en la operación misma y la anestesia general es similar a una cirugía de mastoides. 
    El dolor asociado con la cirugía es ínfimo en relación a los beneficios que resultan de la operación y la recuperación es rápida, especialmente en los niños. 
    En algunos casos, si bien no es posible insertar todos los electrodos, con solo una inserción parcial, se logró una evolución favorable. 
    La motivación del niño y de su familia, la cantidad de tiempo que ha vivido sordo y el grado en que estuvo expuesto al habla, son factores que harán depender su evolución hasta lograr la habilidad que le permitirá comprender el habla con menos apoyo en la lectura labial, escuchar a alguien desde otra habitación, hablar con un algo grado intelegibilidad, tener conversaciones telefónicas, escuchar música, aprender otro idioma e integrarse en colegios comunes. 
    Todas estas habilidades están dentro de las posibilidades reales.

    Solo es implantado un oído –usualmente el que está en peores condiciones. Esto implica que la audición residual en el otro oído queda intacta y puede, potencialmente, tomar ventajas del desarrollo tecnológico. 
    Investigaciones realizadas, se apresuraron en advertir que la regeneración de las células ciliadas del oído interno no tendrán una solución viable por décadas. Sin embargo, expertos en el tema tienen evidencias de que las fibras nerviosas se atrofian en el tiempo, lo que no le permitirá tomar ventaja con la regeneración celular, si el nervio no ha sido estimulado durante años.

    El Implante Coclear es una herramienta, nada más. No es mágico y su hijo no va a diferenciar “milagrosamente” los sonidos seguido a la implantación. Se enfrentará a un aprendizaje progresivo que le dará sentido a lo que escucha, una vez activado el implante.
    El tiempo que ha permanecido sordo, el tipo de curva auditiva, el modo de comunicación que se ha usado con el niño, previo al implante, son determinantes una vez implantados. 
    El proceso de habilitación lleva tiempo, dedicación y trabajo. Estos son factores que los padres deben tener en cuenta cuando está tomando la decisión de implantar a su hijo.
    También deberán considerar que, durante el tiempo que usen para tomar la decisión, 
    se va perdiendo la plasticidad neuronal, o sea la capacidad de la vía auditiva a responder al estímulo del Implante Coclear y los progresos se verán más lentamente.

    Los padres deberán también tener en cuenta que:

    Luego del implante, el niño podrá realizarse estudios de diagnóstico a través de una Tomografía Axial Computada, pero deberán consultar sobre la realización de Resonancia Magnética Nuclear –RMN_. 
    El Nucleus 24 no se afecta por la RMN una vez que el imán interno ha sido removido a través de una incisión menor de la piel, para ser ubicado nuevamente, luego de dicho estudio. 
    El niño podrá nadar, pero las zambullidas profundas pueden dañar el implante. 
    En los patios de recreo y en centros de entretenimiento, el niño podrá acercarse de una manera diferente. 
    Toboganes, peloteros y otras actividades que crean descargas electroestáticas, pueden alterar el programa del procesador del habla, riesgo que se elimina en cuanto es removido el procesador y la bobina durante esos juegos.


    Otros tópicos que ayudarán a los padres a tomar su decisión

    Estudie e infórmese sobre Implantes Cocleares. Lea libros, mire videos, asista a seminarios.
    Observe a niños que ya han sido implantados. Visite a esas familias y pregúnteles sobre los beneficios y desventajas.
    Hable con adultos implantados. Pídales que describan qué y cómo escuchan con el implante. 
    Pregúnteles sobre las dificultades que experimentaron.
    Hable con otros padres de niños implantados y si hubiera problemas averigüe qué grupo de implantes lo trató.
    Discuta las opciones con el profesional del colegio que esté familiarizado con el niño y su situación.
    Edúquese usted mismo para comprometer el tiempo y los recursos requeridos después de activar el implante, ya que ahí comienza el trabajo para usted y su hijo. Debe poder acceder a profesionales que puedan asistirlo en este esfuerzo.

    Por último, cuando elija un Centro de Implantes Cocleares, realice esta clase de preguntas:


    Quiénes son los miembros del equipo de implante?. 
    Al menos debe incluir: un cirujano y una audióloga. 
    También puede formar parte del equipo una psicóloga, fonoaudióloga especialista en patologías del lenguaje y una psicopedagoga.
    ¿Cuántas cirugías de implante coclear ha realizado el cirujano? 
    ¿Está la audióloga entrenada en la calibración de pacientes implantados? 
    ¿Con cuántos niños ha trabajado la audióloga y el resto 
    de los integrantes del Centro de Implantes Cocleares?