Implante coclear bilateral

CIC DIAMANTE / Implante coclear bilateral

    Implante coclear bilateral

    Introducción
    Audición biaural. Beneficios objetivos y subjetivos
    Implante simultáneo bilateralo secuencial 
    Discapacidad de la audición por un solo oído
    Importancia de la audición bilateral

    INTRODUCCIÓN

    Los pacientes que tienen una audición bilateral normal se apoyan en el beneficio de comprender mejor en situaciones de ruido y poder discernir sobre la localización del sonido. Otra de las grandes ventajas de la audición biaural es que reduce el stress en que incurren aquellos pacientes que deben confiar solamente en un oído ó en un oído con pérdida auditiva. La audición biaural ofrece una percepción de los sonidos y de la palabra más natural y balanceada.
    Cuando existe la audición en un solo oído hay muchas situaciones desafiantes que pueden hacer sentir frustrado a un individuo.
    Así como se busca la audición biaural en aquellos que deben utilizar audífonos por las razones antes mencionadas, el implante coclear bilateral posee las mismas ventajas, mejorando por sobre todo, la calidad de vida de los usuarios.
    En el mundo, hay miles de pacientes que poseen un implante coclear bilateral, obteniendo los beneficios antes comentados.
    El implante coclear en un solo oído hace posible que niños con hipoacusias profundas puedan poseer un oído similar al de otros con hipoacusia moderada. 
    Sin embargo, la hipoacusia profunda, persiste del lado no implantado.
    Esto tiene potenciales consecuencias ya que, dificulta la audición y comunicación especialmente en determinadas situaciones, como puede llegar a serlo de manera significativa en las aulas.
    Diversos estudios internacionales publicados, demuestran que niños implantados bilateralmente mejoran notablemente la percepción de la palabra en ambientes ruidosos, en menos de tres meses de recibido el segundo implante.
    Asimismo, estos niños pueden determinar la localización de los sonidos y separar la palabra del ruido de fondo, mejor que aquellos implantados unilateralmente.
    Un ejemplo de este importante beneficio, se da cuando el niño debe oír y atender al maestro en un ambiente ruidoso, al haber otros niños que hablan en la misma aula.
    Los mismos beneficios, se obtienen en pacientes adultos con implante coclear bilateral.
    Tanto en niños como en adultos tenemos la seguridad de que con el implante coclear bilateral, el oído que posee mejor rendimiento se está utilizando, cosa muy difícil de determinar en el preoperatorio.
    Los mejores y más rápidos resultados en los niños se obtienen cuando el segundo implante es realizado antes de los ocho años de edad.

    Audición biaural. Beneficios objetivos y subjetivos

    A pesar de los probados beneficios del implante coclear, éste no es aun capaz de proveer al usuario una audición normal.
    El individuo con un implante coclear no puede oír con la misma sensibilidad 
    ó tener la misma percepción del habla, en los diferentes ambientes, 
    que una persona con audición normal.
    Las causas por las cuales, la audición con un implante coclear no es normal, 
    son tan complejas como lo es la fisiología y la física del sistema auditivo normal de un ser humano:

    1- Limitación de los actuales equipos de expresar todos los diferentes aspectos de la señal acústica a la cóclea.
    2- Limitación del sistema nervioso central en recibir todas las características del código de señales eléctricas que recibe.
    3- Otra característica de la audición normal que no puede experimentar el usuario de un implante coclear es que la audición normal es en estéreo y biaural.

    Cantidad importante de funciones del sistema auditivo, determinado para oír 
    los sonidos, radica en el hecho de tener dos oídos desde los cuales el cerebro puede escoger diferentes partes de las señales acústicas y fusionar a ambas. 
    La cuestión sería cuanto mejor podrían oír, los portadores de un implante coclear, si tuvieran un equipo en cada oído.
    Potencialmente, los niños podrían recibir mucho mayor beneficio por el hecho de que tener un implante coclear bilateral durante el temprano período de formación y maduración del sistema auditivo.
    Un niño con un implante coclear puede ser cotejado con otro niño que presente una pérdida unilateral sensorio neural severa a profunda, éstos niños a pesar de tener una audición normal en un oído, están expuestos a importantes problemas de educación y comunicación debido a la falta de mecanismos de audición biaural, así ellos tienen un impedimento en la localización de los sonidos y una gran dificultad de la comprensión de la palabra en las diferentes condiciones de escucha, con el agravante de que el niño con un implante coclear no tiene una audición absolutamente normal.

    Bess y colaboradores demostraron que en las situaciones de escucha más adversas, cuando hay una importante cantidad de ruido de fondo, la dificultad para reconocer la palabra se incrementa a tal punto que los niños con una audición monoaural tienen problemas en el desarrollo del programa escolar.
    Es conocido que el “efecto sombra” del cráneo hace que un sonido que sea emitido en el lado no oyente llegue al oído contralateral con una disminución de 10 a 20dB que en su origen.

    Si la palabra humana está emitida a un nivel de 50dB y el implante coclear da niveles de audición en un promedio de 25 a 30dB, se verá que por el efecto sombra del cráneo, cuando el sonido viene del lado contralateral al implante el paciente tendrá serias dificultades de percepción y comprensión.

    El implante coclear bilateral brinda la posibilidad de audición biaural separando las señales que llegan al cerebro desde cada cóclea; la audición biaural permite percibir los distintos ritmos y amplitud de cada oído, además de reconocer y rescatar los sonidos involucrados en un medio ruidoso.
    Otra ventaja es la sumación biaural que se produce en estos casos y que facilita al individuo a percibir los sonidos con mayor sonoridad al oírlo por ambos oídos, en lugar de hacerlo por uno solamente.
    A su vez implantando ambos oídos habremos logrado “capturar” el mejor oído. 
    Es bien sabido que en muchos casos no se cuenta con el criterio de selección exacto del mejor oído para ser operado. Operando ambos oídos, tendremos la certeza de que el mejor también fue incluido.
    Todo paciente que pierde súbitamente la audición de un lado manifiesta una dramática pérdida de la comprensión de la palabra en presencia de ruido de fondo, como así mismo, del mensaje desde el lado del oído perdido.
    Los adultos implantados bilateralmente manifiestan una gran disconformidad y limitación, cuando por alguna razón especial deben usar un solo equipo.
    Si las aferencias de audición biaural no están presentes en la temprana edad de la niñez,la plasticidad neuronal se pierde y el período crítico de desarrollo de la vida, acotado en el tiempo, hace que pueda volverse imposible si se realiza a una edad más avanzada.
    Gengel estableció que niños con pérdida moderada de la audición necesitaban que la palabra tuviese entre 20 y 30dB más sonoridad que cualquier ruido de fondo (relación señal/ruido= + 20-30dB) para tener óptimo entendimiento. Por eso, señala que es fácilmente comprensible porqué el 48% de éstos niños tienen dificultades académicas que pueden llegar a hacerles repetir el grado ó requerir una enseñanza 
    complementaria, especialmente cuando se trata de asistencia a colegios con clases numerosas con mucho ruido ambiental.

    (...) El implante coclear bilateral mejora ostensiblemente el rendimiento escolar, acelera el desarrollo del lenguaje y reduce el tiempo de rehabilitación.(...)

    Los implantes pueden ser hechos simultáneos ó secuenciales, en éste último caso; están descriptos con una diferencia de tiempo de quince días hasta quince años.
    Adultos con un comienzo de la sordera en la postadolescencia con historia 
    de uso eficaz de audífonos en ambos oídos obtienen un muy buen beneficio 
    con la audición biaural, mejora la percepción en el ruido, tienen sumación biaural, decrece el efecto sombra del cráneo, tienen una magnífica habilidad para localizar el sonido y tiene capturado el oído con mejor performance.
    Adultos con un comienzo perilingual de la pérdida auditiva ó muchos años de privación de audición obtienen resultados objetivos más limitados.
    La audición en el ruido se beneficia moderadamente y la destreza para la localización del sonido es pobre hasta un año después del implante biaural. Sin embargo desde el punto de vista subjetivo, ellos prefieren el uso de los dos equipos.
    Niños con implante simultáneo bilateral desde 12 a 36 meses de edad pueden ser hechos sin riesgos y pueden lograr el uso simultáneo de ambos equipos sin ninguna dificultad.
    Niños que reciben su primer implante antes de los 3 años de vida y que se agrega un segundo implante contralateral obtendrán un beneficio biaural inversamente relacionado a la edad de la colocación del segundo implante, es decir, cuanto más pequeño mejor será el resultado.
    Niños que tienen un implante exitoso pero más de 8 años de edad, si se realiza un segundo implante, tienen un aumento de la dificultad para adecuarse a éste último y toma mucho más tiempo lograr aun pequeñas ganancias. El uso de audífonos en el segundo oído antes del implante puede dar un efecto positivo.
    El uso de audífonos debe ser firmemente recomendado en todos los pacientes con audición residual en el lado opuesto después del primer implante
    La integración biaural y el beneficio puede suceder con distintas marcas de implantes y aun con distintas estrategias de procesamiento en el oído opuesto.

    Implante simultáneo bilateral o secuencial

    Niños de 12 a 36 meses de edad con sordera bilateral profunda, neurológicamente normal también son excelentes candidatos.
    Adultos sordos postlinguales profundos bilateral de menos de 10 a 15 años de privación de la audición son excelentes candidatos. 
    Secuencial en niños con buen resultado con el implante unilateral, poca ayuda con audífono en el lado opuesto, pueden beneficiarse si el segundo implante es colocado antes de los 12 años. Con mas de 12 años los progresos son lentos a menos que hubiese continuado usando un audífono en el segundo oído con muy buen resultado previo al implante. Implante bilateral secuencial en adultos con moderado a excelente rendimiento del implante, con poca ventaje con el uso de audífono del lado opuesto, pueden tener buen resultado con el segundo implante.

    Importancia de la audición bilateral

    En presencia de hipoacusia severa o profunda bilateral es posible lograr una audición lo mas próxima a la normal, estimulando ambos oídos, procurando audición bilateral, mediante audífonos e implante coclear o con el implante coclear bilateral.
    Con el implante coclear en un oído, se pasa de tener hipoacusia profunda a una hipoacusia leve del lado implantado, lo que significa un beneficio extraordinario tanto para las sorderas pre como post linguales. Pero estamos lejos de la audición normal porque se considera que teniendo hipoacusia leve en un oído y hipoacusia profunda en el otro, se sigue sufriendo de discapacidad auditiva que se nota poco hablándole de cerca y en un ambiente silencioso, pero que significa una limitación importante cuando hay que oír a alguien distante a tres metros o en un ambiente relativamente ruidoso como es un aula u oficina.
    Esto lo explica claramente quien a perdido súbitamente un oído y consulta en busca de solución.
    Cuando en el oído no implantado la hipoacusia es severa (no llega a profunda) generalmente se ayuda mucho con el audífono porque obtiene audición bilateral bimodal (con modo de estimulación eléctrica- implante coclear y acústica con audífono en el otro oído). La información proveniente de cada lado se fusiona y procesa completamente en el cerebro. En caso que el otro oído tenga hipoacusia profunda con mínimo rendimiento del audífono, se debe realizar el implante coclear bilateral. De esta manera se acelera y perfecciona el desarrollo del lenguaje por recibir el mensaje con más claridad y precisión y por estimulación simultanea de ambas áreas auditivas de la corteza cerebral. Factores estos que permiten una superior performance escolar y en la vida de relación. 
    Los niños que obtienen un buen resultado con audífono en un oído y pobre o nulo en el otro, logran desarrollar lenguaje y comprensión con la ayuda de la lectura labial pero escasa o nula performance cuando no disponen de ella, con imposibilidad de entender cuando se les habla desde la espalda u otra habitación.
    Estos niños que tienen la vía auditiva y los centros cerebrales estimulados y desarrollados por el uso del audífono obtienen un rápido e importante beneficio con el implante coclear en el oído con sordera profunda. De esta manera obtienen los beneficios de la audición bilateral bimodal.
    Constituye una proeza lograr desarrollar el habla oyendo con un solo oído implantado al año, dos, tres o mas y alcanzar las habilidades del habla y del lenguaje de quienes nacieron con audición normal y compartir el mundo oyente así como integrarse a colegios comunes. Con la audición bilateral, los ayudamos enormemente a realizar esa proeza.